jueves, 29 de noviembre de 2007

ENEAS Y LA SIBILA


Seguro que tras leer el artículo de El País os han entrado ganas de saber más, así pues. sólo hay que acudir a las fuentes clásicas.

Virgilio, en la Eneida nos hace la descripción de la llegada de Eneas a la cueva de la Sibila.

He aquí el enlace con el canto entero:

Virgilio, Eneida, canto VI

También Ovidio, en las Metamorfosis, hace una breve mención sobre este descenso:

"Cuando hubo rebasado estas islas [...], llegó a las costas de Cumas y al antro de la Sibila, y le suplicó que le condujera a través del Averno hasta la sombra de su padre. Ella, tras permanecer largo rato con la mirada clavada en el suelo, la levantó al fin, poseída por la presencia del dios, y dijo: "Grande es lo que pides, oh héroe excelso por tus hazañas, que demostraste la fuerza de tu diestra entre las armas y tu bondad entre las llamas.
Pero no temas, troyano: obtendrás lo que pides y conducido por mí visitarás el último de los reinos del mundo y el querido espectro de tu padre. Ningún camino le será cerrado a la virtud". [...] Después, avanzando con paso cansado por el sendero que tenía delante, alivia la fatiga conversando con la guía cumana.
Mientras recorre el pavoroso camino a través de una oscuridad crepuscular dice: tanto si eres diosa de verdad como si eres una elegida de los dioses, para mí siempre serás como una divinidad, y reconoceré que estoy en deuda contigo, que me has permitido descender al país de la muerte y tras verlo, huir del país de la muerte".

Esperamos que hayáis disfrutado de la lectura.

Valete!